viernes, 27 de noviembre de 2015

¿No queremos lo mismo?



"Si no podemos poner fin a nuestras diferencias,
contribuyamos a que el mundo sea un lugar
Apto para ellas”

JOHN FITZGERALD KENNEDY


Profundizando en los requisitos que nos plantea el libro para obtener el visado al país del amor, nos encontramos con las “afinidades”, un concepto que aunque todos hemos sufrido sus síntomas, no hemos concienciado y como consecuencia la comprensión al otro ha brillado por su ausencia.

Copio textualmente del libro En el tema de afinidades debes tener en cuenta que la búsqueda de pareja no consiste en encontrar otra persona con los mismos gustos e intereses que los tuyos, pues el hecho que los dos seáis iguales aumentará las posibilidades de llegar a ser excelentes amigos, pero no garantizará la opción de que logréis cuajar como una buena pareja. De hecho, lo que normalmente se busca es que la otra persona llegue a ser complementaria”.

Cuantas veces por un tiempo largo en nuestras relaciones de amistad, familiares o de pareja, hemos sentido que no estamos  hablando el mismo idioma?, porque en esa época, cuando tu más a gusto estás en tu casa, donde sólo te apetece estar tranquila, llega tu chico y lo que él desea es salir de marcha y estar satisfaciendo los deseos de su cuerpo?,  no entiendes porque tu prioridad es tener éxito y triunfar en la vida y tu pareja está más centrado en sus valores internos y no percibes que tenga esa ansia de competir por un trabajo o una casa mejor?.

Pues bien, queridos amigos de camino, esto ocurre porque cada uno de nosotros lleva un ritmo en su propia vida, el cual no es igual para todos y es aquí donde existen la diferencias en el día a día. Yo lo he vivido cuando a mi pareja le he reclamado más mimos y más romanticismo y me era imposible comprender porque para él no era tan importante como para mí.

También llegué a poner en tela de juicio el valor de la amistad con varias personas que considero mis amigos, la medida que hacía de estas relaciones estaban basadas solamente en mi prisma y mis prioridades, por lo tanto, si él o ella estaban dedicando más tiempo a otros aspectos, llegaba a pensar que ya no les interesaba mi compañía y he de confesar que lo que más pena me da hoy en día, es no haber estado a la altura de la amistad que me ofrecían.

Después de reflexionar todo lo anterior en las clases de inteligencia emocional con Francisco y a través de la lectura del libro, puedo decir, que cuando te das la oportunidad de mirar a quienes caminan junto a ti y reconocer su ritmo de vida, llegas a comprender al otro y si pasado un tiempo las afinidades hacen que el distanciamiento sea mayor, éste se hace sin dolor pero con agradecimiento por lo vivido.

Hoy por hoy, doy más valor a todas las personas que me rodean y con las que mantengo una relación, tengo una buena relación con mi hija preadolescente cuando miro desde su perspectiva; la relación con mi pareja es más fluida y serena; Obviamente logro tener una mayor comprensión a mis padres y hermana. Como conclusión puedo decir que al tener esta mirada me como menos la cabeza y puedo dedicarme a proyectos más productivos.

Así que ánimo y disfruta del caminar!!



2 comentarios:

  1. Buenos días!

    Cuando el Amor se le permite crear en Libertad, cuando se le deja fluir en Libertad, naturalmente tiende a producir Belleza.

    La Belleza no es otra cosa que la radiación espontánea del Amor.

    Qué harás en este día, para permitir que el Amor que fluya en Libertad el Amor que eres ?...

    Compartir enriquece al Todo, y el Todo. Gracias por recordarme lo que es la capacidad de amar.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Subscríbete a nuestro blog

Peregrinas emprendedoras