viernes, 11 de diciembre de 2015

¿Tu, yo, nosotros o los otros?



Ha llegado el momento de dedicarle tiempo a otro de los requisitos para obtener el visado al país del amor y es un tema que parece sencillo pero cuando nos detenemos a reflexionar no lo es,  para comprenderlo un poco más quiero copiar textualmente un pequeño  apartado del libro (Que ha propósito, ya está en su tercera edición!!).

Siempre se afirma que los extremos no son recomendables, pero ya se sabe que lograr el justo término medio no es tan fácil. Pues en cuanto al espacio del “yo”, el “tu” y el “nosotros”, se trata de no ir al extremo, si no de mantener un equilibrio. En esos espacios hay un inciso a tener en cuenta, el correspondiente a los “otros”. Cuando digo “otros” me refiero especialmente a los amigos en común conseguidos durante la relación, no a los que ya eran amistades de una de las partes o que se lograron fuera de la pareja, porque aunque los vincule a la relación, en el fondo seguirán siendo “tus” o “mis” amigos.  

Es aquí cuando os invito a mirar vuestras relaciones de forma honesta y sincera. Cuantas veces te has dejado de lado por girar alrededor de tu pareja?, con la consecuencia de crear un presente y peor aún un futuro donde el eje principal está fuera de ti, por lo que cuando llega el momento de la separación existe un gran sufrimiento porque te quedas vacío, sin bases y peor aún con la compañía de un yo desconocido, derrumbado y debilitado por la falta de atención.

Pero si por el contrario, haces que tus relaciones complazcan solamente a tu yo, estas pasando por la vida atropellando, manipulando y generando relaciones poco sanas, donde la soledad será uno de los resultados asegurados.

Tan importante es equilibrar el yo y el tu, como el nosotros, y es aquí donde recuerdo esa frase tan popular que dice “el amor no es mirarse el uno al otro, sino caminar juntos en la misma dirección”, cuando somos capaces de mirar juntos hacia una misma dirección, es más fácil hacer el camino, existirá respeto al espacio que necesita el yo y el tu, se disfrutara de los momentos que se crean para fortalecer el nosotros.

Y por último, el otros, nos recuerda que estamos en un mundo donde también nos enriquecemos de los que nos rodean, por ello es importante crear en nuestras relaciones, amistades que nos permitan salir de nuestro ombligo y compartir la riqueza del "nosotros" para crear una relación sana y completa.

Así que queridos compañeros de camino, que sea un buen momento para retomar nuestro punto de equilibrio y empezar a disfrutar de nosotros mismos, de los que nos acompañan en nuestro camino, de nuestros compartir mutuo  y de aquellos que vamos encontrando a lo largo de nuestro recorrido, esto sin duda nos permitirá fluir sin temor a quedarnos solos!!! 

1 comentario:

  1. Estais haciendo una labor de reflexión especial, con vuestros aportes observo que percibis ángulos que yo no contemple en el libro y eso es lo bueno, porque estas ampliando, será que vuestros fans se atreverán a aportar unas cuantas lineas?

    ResponderEliminar

Subscríbete a nuestro blog

Peregrinas emprendedoras