viernes, 29 de enero de 2016

Líquido preciado





El post de esta semana va dedicado a una de las pautas especiales para el amor, “vasos de cristal” y de allí el titulo de este post.

Si observas la imagen, te darás cuenta que en los vértices del triángulo, hay unos vasos  con un contenido muy especial e importante como son: confianza, respeto y amor.

En  nuestras relaciones afectivas, indudablemente existen estos tres componentes y cada miembro de la relación aporta para que los vasos empiecen a llenarse de su preciado líquido, cabe la pena destacar que el material de estos vasos es delicado pero de excelente calidad.  Debido a sus materiales, estos vasos no aguantan un uso inadecuado y si llegamos a tirarlos al suelo, los romperemos y peor aún el líquido que se ha derramado ya no lo podremos recuperar.

Aterrizando esta analogía, vale la pena reflexionar sobre la manera en que estamos cuidando estos vasos,  pregúntate , ¿Estoy haciendo un uso adecuado de la confianza que existe con mi pareja/ amigos/hijos?  ¿Les respeto física, emocional y psicológicamente? ¿Aportamos los dos para que estos vasos se mantengan llenos? ¿Mis acciones están atentado en la preservación de estos vasos?... Estos interrogantes son de valiosa importancia ya que nos ayudarán a prevenir y preservar su existencia y contenido.

Si estos interrogantes llegan tarde por que en tu caso ya se han roto alguno de ellos, entonces, tu vivencia te estará demostrando que el equilibrio de la relación se está tambaleando, pues una vez perdido el líquido, este triángulo empieza a inclinarse, haciendo que el contenido de los otros dos vasos poco a poco también se vaya perdiendo.

Vivir en una relación donde hemos perdido la confianza, exige por ambas partes, un trabajo constante para encontrar un vaso nuevo, de menor calidad y que llenaremos con otro tipo de líquido, mejor?, peor?.  No se sabe, pero desde luego, diferente. En este caso es vital que las dos partes se comprometan y quieran construir uno nuevo.  Si reconstruido el nuevo vaso, se vuelve a romper, puedo crear uno nuevo? Existe una pequeña posibilidad que así sea pero desde luego será un vaso pequeño y vale la pena que te cuestiones sobre tu autoestima .

Cuando es el respeto el que se pierde,  la consecución de un nuevo vaso es bastante delicado e incluso complicado, en donde no basta con la voluntad de ambas partes, se requiere la ayuda de un profesional y es de vital importancia que ese nuevo vaso no se vuelva a romper, pues la línea se hace muy delgada en donde abrimos paso a los maltratos y abusos.

Si es el amor el que se ha perdido….. como dice el autor, toma tus maletas y márchate… Este vaso,  una vez roto no se puede reconstruir.

En primera línea he vivido relaciones en donde la confianza la hemos desperdiciado y recuperarla en algunos casos fue tarea imposible, lastimosamente, con el tiempo te das cuenta que la causa por la cual faltaste a esa confianza no compensa en nada lo que has perdido…

Escribiendo estas líneas,  valoro infinitamente la participación de mi pareja, familia, amigos y por supuesto la mía para que nuestros vasos se mantengan estables.

Bueno compañeros de camino, espero que la reflexión de esta semana, también os lleve a sentiros enormemente agradecidos por lo que tenéis y que nos sirva de alarma para prevenir posibles accidentes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Subscríbete a nuestro blog

Peregrinas emprendedoras