viernes, 22 de enero de 2016

Peligro!!! Revisar síntomas



Recordemos que estamos iniciando nuestro viaje por el paraje de la aceptación. Aspecto importante para poder dar a nuestra relación un puesto privilegiado, honesto, real, tal y como lo comentamos en nuestra anterior publicación. Pues bien, en este punto del libro Francisco Benitez, nos invita a observar el estado en el que se encuentra nuestra relación y así deducir si debemos dar solución a algún síntoma que la esté poniendo en peligro, por ello de forma metafórica se conocen como síntomas cancerígenos.

A primera vista pueden ser comportamientos normales dentro de una convivencia, pero por experiencia propia os digo que no los son, nos hemos acostumbrado a vivir bajos unos tópicos sociales de lo que es “habitual” en una relación de pareja sin profundizar en el verdadero origen de los mismos. Por lo tanto, si tú que nos lees, te ves en una de las siguientes situaciones, mira dentro de ti y averigua que pasa.

  • Evocando relaciones anteriores o envidiando otras relaciones.
  • Dando más importancia a los negativo que tiene tu pareja, disminuyendo de esa forma la admiración que sientes por él/ ella.
  • Cediendo por evitar conflictos, guardando para sí todas aquellas cosas que no se enfrentan y como posible consecuencia deteriorando la propia salud.
  • Idealizando la relación tomando como base los modelos soñados y de esa forma llegando a asfixiar el amor.
  • Se dedica más tiempo y atención a una tercera persona, incluso compartiéndole intimidades y abriendo el corazón más que a quien comparte la vida contigo.
  • Carece de iniciativa por parte de los dos a nivel sexual, dando pie a que otras personas llenen este espacio.
  • Relación carente de objetivos, donde a la indiferencia del otro se le resta importancia y se asume una actitud pasiva, donde la consecuencia no es otra que caer en el olvido.
  • Sólo se hace lo que uno de los dos quiere.
  • Tu hogar no es el lugar donde encuentras paz, si no por el contrario después de un largo día de trabajo o labores, lo que encuentras en un campo de batalla.

Puede que al hacer referencia a estos síntomas, pensemos que son aspectos que nada tienen que ver con una enfermedad en nuestra relación, sin embargo, si lo miras con detenimiento te darás cuenta que existen circunstancias que llevan a este tipo de comportamientos y que si son diagnosticados a tiempo tendrán la mejor solución.

Por lo tanto, esta semana tomate tu tiempo y con honestidad observa si te sientes identificado/a con alguno de ellos, si es así; no temas, hay un panorama esperanzador para poder abordarlo y salir airosos de este bache.

Si quieres tener más información de este tema, puedes leer el capítulo 4 del libro que aquí estamos trabajando “los pasos del amor y la capacidad de amar”.


Estimado peregrino, solo nos queda desearte un buen viaje interno y hasta la próxima semana!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Subscríbete a nuestro blog

Peregrinas emprendedoras