viernes, 26 de febrero de 2016

Eres políglota?



Te preguntarás, qué tienen que ver los idiomas con el amor…. Pues muchísimo y te explicaré por qué. 

¿Te parecen familiares las siguientes frases?: “ Es que ella no  me quiere”. Y al hacer dicha afirmación, automáticamente la contraparte responde: “¿cómo puedes decir eso?, si fuera cierto que yo no te quisiera, entonces, ¿Para qué haría todo lo hago por ti (trabajar, preocuparme por ti, sacrificar, tolerar)?”. Y la otra persona, a veces reclama: “No, no… es que esa no es la forma de amor que yo quiero, todo eso está bien pero yo lo que quiero es que me lo hagas saber de otra manera, que me lo digas o que estés más conmigo, etc.” Estoy segura que más de una vez esas palabras las has pensado o las habrás escuchado y esto tiene que ver precisamente con el idioma que usamos para expresar nuestros sentimientos.

Al hablar de idiomas, me refiero a que existen infinidad de lenguajes para expresar nuestros sentimientos a los demás y es posible que seamos expertos en uno o más de uno, lo cual sería ideal, sin embargo, puede que a veces caigamos en el error de creer que esos que dominamos son los únicos que existen, desconociendo de esta forma, que otros pueden llegar a nosotros hablando su propio lenguaje y por no entenderlo, no me doy por enterado de lo que intenta comunicarme y entonces, es fácil que afirme frases como las que anteriormente encontraste.

Quizás, mientras estás leyendo este post, estés haciendo recuento o conciencia de los lenguajes que usas para expresar tus sentimientos y puede que se te ocurran muchos o solo unos pocos, si es así, no te preocupes,  a continuación te describiré unos cuantos que seguramente ya conocías y otros que serán nuevos para ti:

Lenguajes:
·      Verbal
·      Escrito
·      Pictórico
·      Musical
·      Gestual
·      Detalles
·      Regalos
·      Sexual
·      Compañía
·      Hechos
·      Caricias y abrazos
·      Interés por el otro
·      Silencio elocuente
·      Miradas

Ahora que los conoces, te voy a trasladar unos interrogantes muy interesantes que aparecen en el libro, ¿ Cuál de todos esos lenguajes es el que utilizas con mayor frecuencia? ¿Cuál es el lenguaje que más utilizas con tus padres o con cada uno de tus hijos, con cada uno de tus amigos o con tu pareja? ¿Cuál de todos esos lenguajes es el más difícil te resulta? ¿Cómo sueles percibir los sentimientos que te expresan en lenguaje no verbal?, ese lenguaje que más utilizas con estas personas ¿te lo entienden? ¿Captan lo que tú quieres comunicar a nivel de sentimientos? Y por último ¿Cuál es el lenguaje que más utilizan tu pareja, tus hijos o tu familia contigo?, ¿Lo entiendes cuando te hablan con dicho lenguaje?.

Me gustaría compartirte la conclusión que saque cuando me hice estos interrogantes… descubrí, que era necesario aprender otros idiomas, pues existían en mi entorno personas a las que amaba, pero hablábamos idiomas diferentes y no lográbamos comprender que a gritos estábamos intentando hacerle entender al otro lo que llevábamos dentro, por otra parte, me ayudo a darme un baño de humildad y reconocer que todos los idiomas son válidos para comunicar y que el hecho de que yo no lo hablase o no me gustase no significaba que no fueran adecuados, también me ayudo a comprender que debido a la cultura en la que hemos crecido,  hombres y mujeres tenemos idiomas  diferentes que se nos facilitan más  para expresar nuestros sentimientos y por último descubrí que no debía empeñarme en que los demás hablasen sólo los lenguajes que yo dominaba.

Espero que el post de esta semana te motive lo suficiente para volverte políglota en el lenguaje del amor.

Hasta pronto!!






viernes, 19 de febrero de 2016

Importante...COMPRENSION!!!



Deseamos que hayáis tenido un fenomenal día de san Valentin disfrutando de las personas que más amas.

Volviendo al tema que estamos hablando en las últimas publicaciones, trataremos de dos conceptos que dentro del cuarto paso del amor “La aceptación”, nos permiten tener más comprensión para con quien compartimos nuestra vida.

El primer concepto se explica como “Revueltos”, copio textualmente del libro “Esta pauta está extraída de una popular metáfora que se refiere a los ingredientes de unos huevos revueltos con jamón. Los componentes básicos son el huevo dado por la gallina y el jamón dado por el cerdo. En cuanto al huevo, es algo que la gallina ha producido con cierto esfuerzo, pero que no le afecta en su integridad, en cambio, para producir el jamón el cerdo se ha dejado más que la piel, se ha dejado la vida”.

Cuando escuche a Francisco Benítez esta metáfora por primera vez, me llevo a hacer una reflexión bastante profunda de mis relaciones y comprendí que cuando no se tiene equilibrio en la relación es imposible mantenerla, mucha veces nos implicamos de forma tal que desaparece el mundo y sólo existe esa persona, pero no comprendemos porque no funciona la relación si lo hemos dado todo, pero cuando miramos desde otra perspectiva nos damos cuenta que la implicación de la otra persona es escasamente la justa,  por lo tanto la respuesta está clara, el desequilibrio en la balanza no puede dar otro resultado que el fin de ese capítulo de amor. Desde entonces, trato de revisar constantemente que parte de los huevos revueltos estoy siendo….

Por otra parte un concepto no menos importante es el llamado “Lógicas”, cuando logramos identificar la lógica que empleamos y la que utiliza nuestra pareja, es más fácil mantener una conversación serena y fructífera. El ser humano habla desde alguna de las siguientes lógicas:

Emocional: Viven las relaciones desde un marco puramente fusional, es decir tu y yo somos uno solo (1+1=1), por lo tanto partiendo de esa premisa juzgará y evaluará su relación.

Matemática: Tu eres un ser individual y yo otro ser individual, donde nos complementamos mutuamente. (1+1=2).

Psicológica: Aquí se involucra todas esas reacciones que son inesperadas para sí mismo que aparecen en cada miembro de la relación (saboteadores), en momentos de discusión o de intercambio de puntos de vista, por lo tanto, quienes hablan y discuten son dos personas desconocidas, totalmente diferentes a las que son en realidad. (1+1=3(4)), quienes hablan son sus miedos, creencias, inseguridades, etc.

Espiritual: Esta lógica, tiene importancia para aquellas personas que llevan una vida espiritual activa y más consciente, donde se involucra el tu, yo, el alma de cada uno, el Espíritu Santo o sus respectivos guías (1+1=5…). Por lo tanto, son personas que hablan desde una perspectiva más amplia, algunas veces incomprensible pero ciertamente llena de paz y amor.

Con este pequeño resumen, lo que resta es que tú que estás leyendo esta publicación, hagas introspección para encontrar la lógica que empleas con las personas que te rodean y de igual manera identifiques desde la lógica que te hablan, así podrás ponerte en sus zapatos, comprenderle y llegar de forma más sincera y clara a la aceptación y por ende al amor.


Buena semana!!

viernes, 12 de febrero de 2016

Feliz día de San Valentín




Esta semana queremos celebrar San Valentín contigo y por ello queremos regalarte una Smartbox "Un día entre dos".

Sólo tienes que ir al  siguiente link  https://basicfront.easypromosapp.com/p/301679?lc=es-es  allí encontrarás todo lo que tienes que hacer para disfrutar de una maravillosa experiencia con la persona que quieras!!

Disfruta del fin de semana con la persona más importante del mundo TÚ!!!


T



viernes, 5 de febrero de 2016

¿Te ha sucedido?... seguro que si!!


Continuando con las pautas especiales para el amor, existen más aspectos que se destacan en el libro que estamos trabajando en este blog. Esta semana vamos a centrar nuestra atención en tres de ellos.

El sincericidio, es el primero que mencionaremos y para comprenderlo traigamos a nuestra mente, aquellas veces que habiendo contado alguna confidencia a nuestra pareja, no comprendemos porque no se lo ha tomado bien, teniendo por supuesto como resultado un deterioro en la relación; Pues bien, puede ser que en el afán de ser transparentes, hemos olvidado un punto muy importante…..la prudencia?, si es así, tengamos siempre presente que no se trata de ocultar información, sino de buscar el momento y ambiente adecuado en el cual hablar.

Por experiencia propia os digo, que si callamos por miedo al rechazo o a la soledad, estamos cayendo en deshonestidad, no solamente con quien comparte nuestro camino sino aún más importante, con nosotros mismos; por ello, pensemos que no se trata de ir atropellando a quien o quienes están con nosotros, por lo que por respeto, lo más conveniente será preparar el momento en el cual expresar lo que así deseamos y observar si a quien queremos comunicar se encuentra en disposición de escucharlo y comprenderlo. 

Otro aspecto importante, es el denominado en el libro como casete, os aseguro que muchos de nosotros hemos caído en este comportamiento prácticamente sin darnos cuenta y no es otra cosa que callarnos algunas cosas que no nos gustan de nuestra pareja, por lo que, en el momento que ocurre un evento (algunas veces insignificante), nos enfadamos y mencionamos toda la lista de aquello que nos hemos guardado, pero más “impactante” aún, es la forma como decimos  todo esto, generalmente de mala manera, ocasionando más daño que bien a la relación.

Por lo anterior, llegamos al mismo punto y es aprender a decir las cosas en el momento apropiado pero siempre bajo la luz del respeto y la compasión.

Por último, en este post hacemos referencia a otro de los aspectos que Francisco Benitez nos expone el 4 capítulo del libro y es el que menciona como al romper no encerrarse, esto no es otra cosa que recordar nuestra actitud cuando damos por finalizada una relación, ¿qué solemos hacer?, ¿nos encerramos en nuestra casa?, ¿dejamos de comer?, ¿descuidamos nuestra higiene y aspecto personal?, ¿damos vuelta una y otra vez a pensamientos poco constructivos?. Si alguna de estas actitudes u otras igual o más negativas, se hacen presentes, lo único que obtendremos será un deterioro personal y disminución en el amor propio. Por lo tanto, es hora de romper con estos tópicos y demostrarnos a sí mismos, que cada experiencia por más dolorosa que sea es un aprendizaje en este viaje, cuando  una etapa termina es porque seguramente ha llegado el momento de reinventarse y de tomar nuevos retos.

Por vivencia personal, puedo compartiros que cuando logramos superar estos tres aspectos, la vida se vuelve más sencilla, el fluir con tu pareja y seres queridos es más liviano, pero ante todo, tu viaje se hace más ligero de equipaje.

Feliz semana peregrinos y gracias por estar ahí!



Subscríbete a nuestro blog

Peregrinas emprendedoras