viernes, 15 de abril de 2016

3 Máscaras del amor que deberías conocer.

En los post anteriores hemos mencionado 4 máscaras del amor: regalo, frasco de suero, lágrimas y celos. Esta semana nos vamos a detener en otras tres que se mencionan en el libro los pasos del amor y la capacidad de amar. Cabe aclarar que todas tienen igual de importancia en el momento de detectarlas, recuerda que estas tapan el verdadero rostro del amor, bueno, sin más preámbulo pasamos a mencionarlas:






Costumbre

Aquí cabe hacer mención a las palabras del autor, “Es más fácil decirle adiós a la persona que amamos, que decirle adiós a aquella a la que estamos acostumbrados”.

¿Y qué podemos decir al respecto?....Cuánta razón hay en esta afirmación.

Si realmente amas a alguien, deseas que esa persona esté en el lugar que le haga más feliz y…. si no es a tu lado, lo aceptas y le dejas partir. Sin embargo, cuando vives una relación sustentada en la costumbre –difícil de diferenciar del verdadero amor- es muy probable que seas inseguro y que sin darte cuenta pasen los años y al mirar dentro de ti, sólo encuentres cariño, reconociendo que no existe ese sentimiento profundo llamado amor.

No es sencillo reconocer esta máscara, generalmente te engañas pensando que la rutina hace que el amor pierda fuelle y te quedas allí tan tranquilo sin intentar avanzar un paso más. Cuando amas a alguien internamente lo sabes, no tienes duda, sabes que está.


Analfabetismo emocional

Para reflexionar sobre esta máscara del amor, basta con que contestes estos interrogantes:

¿Has confundido amor con agradecimiento?...... 

Sin darte cuenta en algún momento de tu vida iniciaste una relación amorosa con alguien, pero en realidad, lo que sentías era un profundo sentimiento de agradecimiento por lo que había hecho por ti en un momento determinado.

¿Era tu mejor amiga/o, pero ese sentimiento lo confundiste con amor?... 

Cuántas veces llegaste a pensar que te habías enamorado de tu mejor amiga/o, pasaba por tu mente ideas como, es la mejor persona a la que puedo tener como pareja, siento algo que me hace pensar que no es amistad sino amor.

¿Confundiste fraternidad con amor?...

Al ver como esa persona se preocupaba por ti, te hizo encaminarte  hacia una relación cuando en realidad lo que había era un sentimiento de fraternidad y solidaridad.

Podríamos generar más interrogantes parecidos a los anteriores, sin embargo, la conclusión es la misma: es muy importante aprender a reconocer en ti cada sentimiento que se genera en tu fuero interno, de esa forma podrás identificarlo y evitarás caer en relaciones inapropiadas.


Intercambio de servicios

Esta máscara del amor está muy integrada a un gran porcentaje de los seres humanos, pues desde muy pequeños, nos enseñaron que si te dan algo, tú debes responder de la misma forma, eso nos ha llevado a situaciones como:

Si invitas cenar y tus invitados te traen una botella de vino, cuando ellos te inviten a su casa tú has de llevar algo, ¿Por qué?, porque ellos así lo hicieron y no está bien visto si no lo haces.

Cuando alguien te abraza, has de responder el abrazo, de lo contrario puedes pasar por ser una persona maleducada.

Pues bien, te describo a continuación lo que Francisco Benítez nos propone en esta parte del libro -Cuando un ser querido te exprese sus sentimientos diciéndote que te quiere o que te ama, no respondas nada o, a lo sumo, di “gracias” y observa cómo reacciona-.

Si realmente te detienes en este punto, simplemente por unos minutos y recorres algunas de tus relaciones, seguramente encontrarás alguna en la que sin darte cuenta entraste por simple cortesía y sin saber más adelante como decir adiós.

En este punto, seguramente te has identificado con alguno de los mitos que hemos mencionado, por lo tanto de momento vamos a dejarte estas 3 máscaras, para que continúes con tu reflexión y si es el caso revises en ti lo que creas necesario.

Feliz semana y nuestros  mejores deseos en tu caminar por este país del amor!!


3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. muy buen post, sobre todo refresca la memoria de quienes ya leímos el libro y en mi caso me alegra darme cuenta que logre ponerlo en práctica, reconocer cuando caí en las mascaras me ayuda a hoy en día evitarlas, o verlas cuando estoy pasando por ellas. Gracias peregrinas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yamila, Nos alegra leer tu comentario. Disfruta de tu camino en este descubrimiento.

      Eliminar

Subscríbete a nuestro blog

Peregrinas emprendedoras