viernes, 1 de abril de 2016

¿Realmente es amor?



Tal y como lo comentamos en el post anterior, ha llegado el momento de mencionar algunas de las máscaras que usamos en el amor y la ternura, para ello copio textualmente la introducción que al respecto nos hace el autor...” Es frecuente que muchas personas utilicen –consciente o inconscientemente- máscaras que les tapan el verdadero rostro del amor, hasta el punto que un uso familiarizado y continuado de estas, puede generar que ya no se logre distinguir entre la máscara y la verdadera identidad.

He de reconocer que algunas de las máscaras que mencionaremos en este blog, las he podido identificar y superar, sin embargo, debido a las creencias que he cultivado durante tantos años, hay otras que aún me cuesta quitarme y eliminarles el valor que representan, esto no quiere decir que me haya dejado vencer por ellas, cada día es una oportunidad para ganar esta batalla e ir descubriendo el verdadero rostro del amor; por eso os invito a que miréis muy dentro de vosotros con honestidad y encontrareis aquellas cosas que están por quitar y que facilitarán el camino en vuestras relaciones.

Iniciamos hablando de la máscara de los regalos, cuántas veces has realizado o escuchado comentarios como ¿sólo te ha regalado eso?, Pues que poco te quiere o valora; Para haberse gastado todo ese dinero es porque te quiere mucho. Qué gran error es medir la intensidad del amor por el valor de los regalos y peor aun compararlo con los que otras personas han dado antes o dan a sus parejas. El amor, es mucho más que la cantidad de billetes disponibles para comprar un detalle. Como ya lo habíamos comentado en una publicación anterior, el regalo más preciado es el tiempo y la calidad del mismo que ofreces a quienes amas, también aquellas cosas que haces única y exclusivamente para esas personas, por dar un ejemplo, un álbum de fotos de momento vividos juntos (requiere de tiempo y es un regalo exclusivo).

Otra máscara muy poco reconocida como tal, es la llamada frasco de suero, de manera muy personal pienso que en gran porcentaje es una de las más utilizadas y manipuladoras. No es otra cosa, que vender al otro y sobretodo así mismo que….sin él o ella no es posible seguir viviendo, sin ti no soy nadie, me siento vacío cuando no estás, te necesito para respirar, eres mi fuente de energía para continuar…etc. Y peor aún es el mensaje que recibimos constantemente en algunas series de televisión, películas y en canciones con un contexto “altamente romántico”. Vale la pena que aquí nos detengamos y reflexiones si éstas expresiones hacen parte de tus “muestras” de amor y si es así, por un momento recuerda a cuantas personas que ya no están contigo se lo has dicho y tu aún estas vivo y disfrutando de la vida; Por lo tanto no dejan de ser palabras que venden una idea inequívoca de lo que es el verdadero amor.

Amigos, os dejamos estas dos máscaras para que las analicéis durante esta semana y las podáis identificar en vosotros si es el caso. Recordar que podéis profundizar más este tema en el libro que da título a este blog Los pasos del amor y la capacidad de amar.


Feliz fin de semana y buen camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Subscríbete a nuestro blog

Peregrinas emprendedoras