viernes, 25 de noviembre de 2016

¿Eres fuego o ceniza?



En este tramo de nuestro peregrinar en la estación del AMOR UNIVERSAL, el libro  “los pasos del amor y la capacidad de amar”, hace referencia a una percepción inadecuada del amor y a la que el autor denomina, “la hoguera”, por lo que tomando este aspecto como referencia para compartir hoy contigo y recordando un sinnúmero de conversaciones que he mantenido con amigos, relatos leídos en libros o artículos, reflexiono lo siguiente:

Si traes a tu mente frases como “hay que mantener viva la llama del amor” o “donde hubo fuego cenizas quedan”, seguramente harás conciencia de que siempre se ha comparado el sentimiento del amor con el fuego, sin embargo en la realidad “emocional” se tiende a asemejar el verdadero amor con las chispas que se generan en la primera fase del fuego, de ahí que me surge el siguiente cuestionamiento ¿Porqué cuando ya no se sienten las chispas en el cuerpo, se deduce que el amor ha terminado?.

No sería más fácil, entender que el sentimiento ha pasado a una fase más madura y real?.  En todas las relaciones que mantienes siempre inicias con una etapa de fuegos artificiales, donde se generan una cantidad de neurotransmisores que te hacen sentir alegre y motivado con la persona en cuestión, sin embargo, en ese momento, no existe como tal, el calor de una relación. Es natural que el fuego cumple su verdadero objetivo, cuando la llama esta intensa, ardiendo y para ese momento las chispas del inicio ya desaparecieron, puedes sentarte a su alrededor para disfrutar del calor y bienestar, es más, tiendes a relajarte y tener una sensación de paz.  

Querido peregrino, teniendo en cuenta lo anterior, lo suyo seria decir que el amor empieza cuando las chispas desaparecen y es entonces, cuando al lado de esa persona, sientes calor en tu vida, la sensación de “excitación” pasa a ser una sensación de paz y armonía, inicias una nueva etapa en la cual construyes codo a codo con el otro y sin que te suponga una obligación, colaboras en mantener viva la llama del amor.

Dicho todo esto, es el momento de tomar un descanso y allí donde estés, te tomes unos minutos para traer a tu mente tus relaciones con tu pareja, hijos, padres, hermanos, amigos, etc., y pregúntate:

  • ¿Estás en la fase inicial?, fuegos artificiales rondan tu relación.
  • ¿Estás en la fase óptima?, disfrutas de un agradable calor junto a esa/esas personas.
  • ¿Se está apagando el fuego?, has dejado de mantener la llama y se extingue poco a poco.
  • ¿Has empleado todos los recursos para mantener la llama encendida y aun así ha llegado la hora de dejar que se extinga?
  • ¿Tal vez, el calor del fuego te ha agobiado?, si es así, te has preguntado ¿Por qué?

Sólo me resta decirte que nunca es tarde para avivar la llama del amor, si así lo decides, o, si estás en esa fase inicial, tienes un camino maravilloso por delante del cual disfrutar si te lo permites y porque no, si ha llegado el fin del fuego que un día te brindo su calor, puedas partir con el agradecimiento por lo que te ha brindado.

      Que paséis un buen fin de semana, en la mejor compañía…..TU!!!


viernes, 11 de noviembre de 2016

Cuántas lados tiene tu capacidad de amar?





En el post del 22 de julio http://bit.ly/2fH6yU3  dimos inicio al último paso para llegar al amor, el amor universal y dejamos abierta la reflexión, acerca de lo difícil que puede ser llegar allí, mientras suframos de analfabetismo emocional y a percepciones equívocas sobre el amor.

Precisamente nos centraremos en cada una de ellas, pues no tienen desperdicio y por que en algún momento las inquietudes que puedan llegar a surgir quizás confronte tu mundo de creencias y te ponga del revés, lo que si te garantizamos es que tu marco cultural se va a ampliar, si lo quieres llevar un poco más allá de una idea y pasar a la práctica…. Eso sólo depende de ti!!!

La primera que queremos compartir tiene que ver con las múltiples caras que tiene el amor;  y de su capacidad para ser poliédrico; este es un punto bastante controvertido de inicio, pues por marco cultural, nos han enseñado que debemos amar sólo a una persona, nos han mostrado que limitar nuestro amor a  una única persona es lo más adecuado y lo que la sociedad aprueba, sin embargo ese mundo de creencias no se aplica en todo el mundo, mira un poco hacia países cercanos en donde se vive la poligamia (tanto masculina como femenina) y el respeto por cada uno de los miembros de ese círculo.

Pero mirar a unos cuantos kilómetros de distancia ya no es necesario; uno de los cambios y tendencias que ya se viven en nuestro país, incluso en tu ciudad, son las parejas fisionales, de las que ya hablamos unos cuantos meses atrás, (http://bit.ly/2fixQ2A,  http://bit.ly/2eJ1nOZ) es decir, esas parejas que su relación no la viven bajo el lema de “nos fundimos el uno en el otro y a dónde estés iré yo, mi mundo es el tuyo y el mio es el tuyo”…no, esas parejas se aman, se desean, se respetan como las otras, sin embargo viven en completa independencia llegando incluso a vivir en casas separadas.  (Si deseas documentarte más sobre el tema, Serge Chaumier, en su libro El nuevo arte de amar, te lo explica maravillosamente).

Sin embargo, esa tendencia se ha venido ampliando y hoy en día ya se habla del poliamor, es decir la capacidad de amar a varias personas al mismo tiempo, en donde todas las personas vinculadas saben de la existencia de los otros, es decir si es un trio, los tres están al tanto, si son cuatro, los cuatro lo saben, esa es una de las condiciones que debe darse para que se pueda vivir esta experiencia, pero por supuesto no es la única, tu como ser humano has de estar dispuesto a romper con los paradigmas que te llevan a ser posesivo, celoso, exclusivo y tener la capacidad de amar a todos por igual, sin preferencias y sin conceder a uno de sus miembros un nivel de relación, diferente a los otrosLucía Etxebarría en su libro más peligroso es no amar, narra de primera mano, entre otros temas , la existencia de este tipo de relaciones.

Llegados a este punto, la reflexión que dejamos sobre la mesa es,  ¿cómo te sentiste, al leer sobre las relaciones poliamorosas?, ¿Qué fue lo que te impacto? ¿Con qué creencia tuya,  se enfrento? …. Al final son sólo creencias, en donde cada uno de nosotros estamos en plena libertad de conservarlas, afianzarlas, ampliarlas o incluso cambiarlas,  siempre y cuando nos lleven a nuestro mayor beneficio, es una opción muy personal y respetable.

Bueno peregrino, te dejamos con un tema que sabemos tiene mucha tela para cortar y que evidentemente es en unos de los tantos limitante para amar abiertamente… Hasta pronto!


Subscríbete a nuestro blog

Peregrinas emprendedoras