sábado, 29 de abril de 2017

Navegando por la vida


Hemos llegado a la última percepción y he de confesaros que es mi favorita, tiene un significado muy profundo y cada vez que dedico tiempo a reflexionar sobre ella, le encuentro un nuevo enfoque.

Para entenderla, es necesario partir de un símil, imagina que quieres llegar a un puerto y para ello vas en un embarcación que tiene vela, motor fuera de borda y remos.

Si fueses tú esa embarcación, qué representaría en tu vida el viento, el motor, los remos y las olas?

Tómate tu tiempo para contestar …

El autor del libro nos sugiere la siguiente perspectiva:
·      El viento es el amor
·      El motor la razón
·      Los remos la voluntad
·      Las olas la vida.

A partir de este enfoque, tenemos entonces, que la embarcación puede ser movido por varias fuerzas como son el amor, la razón y la vida misma.

Trae a tu mente un objetivo que estés persiguiendo en este momento, observa hacia atrás y date cuenta de las dificultades o inconvenientes que  has superado y ahora respóndete , qué fuerza te ayudó a superarlos?

Hay momentos en donde el fluir de la vida (las olas) es la que se encarga de conducir nuestras vidas, sin embargo, al no tener un punto de referencia, , puede llevarnos a un puerto, que precisamente no es el que más deseamos.

Por otra parte, la razón (el motor), puede darnos un buen empujón para la obtención de nuestros objetivos, pero hay mareas en donde no es aconsejable usar el motor por que podría estropearse, así que la opción para continuar es usar la fuerza del amor (el viento) o el impulso que nos da la voluntad (los remos)

Gracias a esta percepción, pensar que el amor es la única fuerza que debe impulsarnos para salir adelante, es errónea, pues existen otras opciones que también son válidas para alcanzar nuestros sueños.

Sin embargo, a veces nos quedamos estancados sin usar todos los recursos que tenemos y nos limitamos a una sola fuerza.

Por esta razón, queridos peregrin@, os dejaré con unas preguntas que te ayudarán a profundizar esta analogía.

¿Cuál es el elemento que más utilizas para moverte en el mar de la vida?
¿A qué puerto te diriges?
Si en este momento llegara la muerte por ti y te dijera que si le das un buen argumento convincente para no llevarte, ¿cuál sería ese?

Tómate tu tiempo para reflexionar … en nuestro siguiente post, seguiremos profundizando en ello.

Hasta pronto!

domingo, 16 de abril de 2017

Saco de boxeo Vs Amor

Una de las percepciones que la mayoría de personas tiene sobre el amor, está dentro de la siguiente afirmación, "Si realmente me amas, me soportarás tal y como soy".  Bajo esta premisa y otra como "Me aceptarás con mis fortalezas y debilidades", se suelen esconder actitudes permisivas frente aquellos con los que se está teniendo una relación, bien sea de pareja o amigos.

Una verdadera relación en el amor, no quiere decir, que los dos o sólo uno, tenga plena derecho a descargar sus frustraciones, impotencias, fracasos o decepciones con el otro. No se tiene porque esperar a llegar a casa para desquitarse con quien te está acompañando en el camino. 

Cuántas veces cuando las cosas no te han salido bien durante el día, procuras mantener el tipo durante toda la jornada, frente a tu jefe o compañeros de trabajo y cuando llegas a casa, ante el comentario más insignificante que pueda hacerte tu pareja, sueles desahogar la ira, la emoción contra el o ella, sin que nada tiene que ver con el tema?, pero lo más inaudito es que crees que estás en tu casa y es allí donde debes hacerlo y que como tu pareja te ama, debe soportar cada una de tus reacciones, pero sobretodo entenderlas. 

Pues bien, amigos peregrinos, está es una percepción equivocada del amor, el hecho de que tu pareja te ame, no implica que el aceptarte tal y como eres, incluya convertirse en un saco de boxeo, donde puedes llegar, golpear, maltratar con tus palabras y reacciones. Esta claro que tu pareja en un gran porcentaje es tu confidente, es quien te escucha y acompaña, cosa muy diferente a tener que hacer el papel de "villan@" de quien tienes que defenderte o atacar para hacer justicia.

Es cierto, que el ser tu mismo frente a quien te ama y amas, es liberador, sin embargo, una cosas es ser autentico y otra muy diferente, romper los códigos de respeto y confianza que se crean en una relación. Es cierto que puedes ser tu mismo, siempre y cuando tengas conciencia de que todo lo que tu haces, tiene una repercusión en la relación que estas construyendo o quieres mantener. Recuerda que una relación se alimenta día a día.

Con estas palabras, sólo queremos ayudarte a reflexionar sobre la responsabilidad que tienes de tus acciones dentro y fuera de tu relación. Por otra parte, llevarte a pensar de que forma canalizas tus frustraciones, cambios de estado de ánimo, caprichos y limitaciones, pues no se trata de contener emociones pero si de saberlas gestionar y reconducir.

Una feliz semana!

sábado, 1 de abril de 2017

Mi felicidad está en tus manos


Seguramente alguna vez en tu vida has pronunciado o pensado “Mi felicidad está en tus manos”,  deseo que lleva a que generemos expectativas en el otro, que en la realidad están fuera de su alcance, aún cuando tenga la mejor de las intenciones y se esfuerce por lograrlo.

Esta perspectiva errónea del amor, concede al otro la enorme responsabilidad en  que todos sus esfuerzos se dirijan a nosotros antes que así mismos.

La  verdadera felicidad es un estado que nadie puede regalarnos, pues radica dentro de cada uno, por esta razón cada vez que se busca afuera, logramos pequeñas chispas de ella pero al cabo del tiempo se difumina, dejando a su paso frustración por que no llego hasta donde deseábamos.

Tu eres el único artífice de tu felicidad, cierto es que, el entorno te facilita, te ilumina, como si de un faro se tratase, pero al final el único que es capaz de hacerte 100% feliz eres tu.

Cada vez que esperamos que nuestros hijos, pareja, amigos, sean la fuente de nuestra felicidad, nos estrellamos con la realidad, ellos también, están buscando su felicidad antes de complacerte para que tu lo seas.

Diferente es, que percibas a los demás como acompañantes que te hacen más agradable tu viaje por esta vida a que les exijas que hagan tu vida feliz. Por otra parte, también sería interesante que descubrieras que tu presencia puede hacerle más agradable el trasegar a los que te rodean.

Si en el mundo, cada ser humano se empleara en la tarea de buscar la felicidad dentro de si y  de ser buen compañero de camino, viviríamos, desde mi punto de vista, en un mundo más armonioso.

Adicional a este percepción, también nos encontramos con la idea errónea de creer que el amor es todo poderoso,  es cierto que este sentimiento lleva consigo armonía, comprensión, paciencia, bienestar… sin embargo no soluciona todo los problemas, ni reemplaza las acciones que cada quien ha de asumir en las diversas facetas de la vida. 

En conclusión queridos peregrinos, ni el amor es un genio que nos concede todo lo que deseamos, ni es mágico, para solucionar todo con un simple chasquido de dedos.

Espero que la reflexiones anteriores nos motiven a hacernos cargo de nosotros mismos, asumir nuestras responsabilidades y convertirnos en excelentes compañeros de vagón para los que nos encontramos por el tren  de la vida.



Subscríbete a nuestro blog

Peregrinas emprendedoras