domingo, 16 de abril de 2017

Saco de boxeo Vs Amor

Una de las percepciones que la mayoría de personas tiene sobre el amor, está dentro de la siguiente afirmación, "Si realmente me amas, me soportarás tal y como soy".  Bajo esta premisa y otra como "Me aceptarás con mis fortalezas y debilidades", se suelen esconder actitudes permisivas frente aquellos con los que se está teniendo una relación, bien sea de pareja o amigos.

Una verdadera relación en el amor, no quiere decir, que los dos o sólo uno, tenga plena derecho a descargar sus frustraciones, impotencias, fracasos o decepciones con el otro. No se tiene porque esperar a llegar a casa para desquitarse con quien te está acompañando en el camino. 

Cuántas veces cuando las cosas no te han salido bien durante el día, procuras mantener el tipo durante toda la jornada, frente a tu jefe o compañeros de trabajo y cuando llegas a casa, ante el comentario más insignificante que pueda hacerte tu pareja, sueles desahogar la ira, la emoción contra el o ella, sin que nada tiene que ver con el tema?, pero lo más inaudito es que crees que estás en tu casa y es allí donde debes hacerlo y que como tu pareja te ama, debe soportar cada una de tus reacciones, pero sobretodo entenderlas. 

Pues bien, amigos peregrinos, está es una percepción equivocada del amor, el hecho de que tu pareja te ame, no implica que el aceptarte tal y como eres, incluya convertirse en un saco de boxeo, donde puedes llegar, golpear, maltratar con tus palabras y reacciones. Esta claro que tu pareja en un gran porcentaje es tu confidente, es quien te escucha y acompaña, cosa muy diferente a tener que hacer el papel de "villan@" de quien tienes que defenderte o atacar para hacer justicia.

Es cierto, que el ser tu mismo frente a quien te ama y amas, es liberador, sin embargo, una cosas es ser autentico y otra muy diferente, romper los códigos de respeto y confianza que se crean en una relación. Es cierto que puedes ser tu mismo, siempre y cuando tengas conciencia de que todo lo que tu haces, tiene una repercusión en la relación que estas construyendo o quieres mantener. Recuerda que una relación se alimenta día a día.

Con estas palabras, sólo queremos ayudarte a reflexionar sobre la responsabilidad que tienes de tus acciones dentro y fuera de tu relación. Por otra parte, llevarte a pensar de que forma canalizas tus frustraciones, cambios de estado de ánimo, caprichos y limitaciones, pues no se trata de contener emociones pero si de saberlas gestionar y reconducir.

Una feliz semana!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Subscríbete a nuestro blog

Peregrinas emprendedoras