miércoles, 18 de octubre de 2017

Maniobras de reanimación



Después de conocer los diferentes estados por los que pueden pasar las relaciones, la pregunta obvia y sensata que debemos hacernos en estos momentos es, ¿En qué estado se encuentra mi relación de pareja?.

Para responder a esa pregunta, podemos hacerlo desde la parte más básica y luego profundizarla, es decir, inicialmente, es vital reconocer en cual de las dos vertientes nos encontramos, es decir:
A.     En un estado apropiado de la relación (Especial - Excelente)
B.     En un estado inapropiado. (Vegetativa – Frustrante- Destructiva)

Si descubres que la respuesta es A, felicidades!, disfrutad de las mieles de vivir una relación Especial y por otra parte si estas viviendo una relación excelente, En hora buena!! Ello es el fruto de haber recorrido, sin que seáis muy conscientes, los pasos del amor.

Por otra parte , si tu respuesta es de tipo B, es necesario que os hagáis una segunda y tercera pregunta: ¿Qué tipo de relación nos gustaría tener? ¿Estamos dispuestos a emprender un plan de acción para llegar allí?

En este punto, es valioso tener en cuenta, que los comportamientos que  se viven en los estados inapropiados, tienen un motor y son el tipo de emociones, sensaciones y emociones que experimentan los componentes de la pareja, o en la mayoría de casos la ausencia o carencia de sentimientos que se comparten en la misma.

Por esta razón, si tu relación se encuentra en cuidados intensivos o agonizando, antes de rendirte, aplica todas las maniobras de reanimación que estén en tus manos, siempre y cuando haya un acuerdo consensuado por los dos, pues es una maniobra de ambas partes.

Para ello, una de las claves , es fomentar e intensificar las sensaciones compartidas que disfrutaron en algún momento de la relación. Evidentemente deben ser sensaciones agradables y procurar eliminar la información tóxica que se comparte con los demás, acerca del malestar que se vive en tu relación.

Busca estrategias  para realizar en pareja, como por ejemplo:
  • Recuperar fotos de momentos vividos muy agradables,
  • Hacer viajes, 
  • Caminar en la naturaleza, 
  • Realizar actividades que os genere altas dosis de Adrenalina, i
  • Ir a conciertos,
  • Romper esquemas
  • Dialogar, evitando temas funcionales como trabajo, hijos, cotilleo..
  • Abrazos prolongados sin pretensión romántica o pasional…


Querido peregrin@, deseo que este post te haya inspirado para encontrar tus propias estrategias de reanimación y que las puedas poner en práctica para alcanzar el estado que deseas en tu relación.

Hasta pronto!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Subscríbete a nuestro blog

Peregrinas emprendedoras